He tenido el privilegio de asistir dos meses a clases on Line de Chi- Kung con Alberto.
Me pude incorporar fácilmente al ritmo de la clase por la claridad y paciencia con que Alberto desarrollaba la clase.
Siempre atento a mis necesidades y a las del resto del grupo.
El resultado era una mente más clara y un corazón en calma.
La meditación final me ponía en contacto con mi propio corazón y me ayudaba a estar en mi.
Por otro lado, las meditaciones del corazón que hacíamos cada dos meses me llenaban de fuerza y amor. Maravillosas.
Fantástica la experiencia de sentirse acompañada con una sonrisa tan suave y afectuosa como la de Alberto.
Sin duda, una persona cargada de Amor. Gracias de corazón.

 

.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad