Las clases de Qi gong me ayudan a estar en el presente sintiendo el cuerpo, situándome en la tranquilidad y la serenidad que da la ausencia de pensamientos ajenos a la práctica y, si vienen, pues Alberto nos recuerda constantemente la importancia de volver a la presencia, no prestándoles atención.
Eso es lo que experimento en sus clases
Muchas gracias Corazón !!

 

 

.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad